Inicio > ELECCIONES, PARTIDOS POLÍTICOS, POLÍTICOS > El plan de ahorro de los diputados murcianos y los que aspiran a ello

El plan de ahorro de los diputados murcianos y los que aspiran a ello

3 febrero, 2011

Las crisis económicas tienen sus ventajas. No se asombren, las tienen. Mientras duran las vacas flacas o muy flacas, nos vamos enterando de cosas que en momentos de bonanza nos pasan inadvertidas o simplemente, nadie se ocupa de ellas. Hoy nos hemos enterado que los diputados autonómicos murcianos gozan de un plan de ahorro sufragado en su mayor parte por la Asamblea Regional y que les cuesta a los sufridos embargados contribuyentes la cifra de 32.500.000 pesetas anuales. Por diputado supone una cantidad de 720.000 pesetas que al mes se traduce en 60.000 de gañote. Cajamurcia es la depositaria de los ahorros de sus señorías. Ahorros cuya imposición mensual y en la parte que nos corresponde a cada uno, realizamos en ventanilla los murcianos y murcianas, sin pisar la entidad. ¿Qué les parece?

No me ha sorprendido mucho la noticia, desvelada por el diario La Verdad de Murcia y denunciada por la formación política Socialistas por Cartagena, los cuales han tenido su minuto de gloria mediática y nos han hecho el favor de saber lo que se cuece en las cloacas autonómicas. Tampoco me ha sorprendido que PSOE e IU, callados como putas hasta ahora, estén dispuestos a “revisar” esos caudales. Para que decir que la negativa del PP era de esperar y por tanto, tampoco sorprendente. Me sorprende que los paladines de la ética política más moralista y regeneracionista, no se hayan hecho eco de este intolerable privilegio antes de ser publicitado.

Retomemos el asunto. La cantidad que ingresamos todos nosotros en el plan de ahorro de las sanguijuelas asamblearias de visita por Cartagena, es una cuantía superior a la aportación que tiene que hacer un pequeño empresario para dar de alta un trabajador. Es más incluso de lo que cotiza un autónomo por su actividad. Casi lo mismo que cobra un parado cuando se le acaba el subsidio y no llegan las exigencias del mercado a saboteárselo. En suma, cuarenta y cinco “representantes del pueblo murciano” acuerdan medidas de austeridad y olvidan aplicarse el cuento en un sobresueldo acumulativo que metemos entre todos en una  hucha que solo romperán ellos.

Sin embargo me ha sorprendido, como decía antes, que los paladines del puritanismo ético en política, las huestes regeneracionistas, no denunciaran este estado de cosas ante la que está cayendo. Personalicemos un poco. Seguramente saldré de mi sorpresa:

Rafael Sánchez, candidato a la presidencia autonómica por el Partido Socialista de Rosa Díez, lleva semanas denunciando el despilfarro de Valcárcel anunciando los nuevos hospitales. No me negaran que resulta curioso obviar en sus denuncias la cesta de Navidad que mensualmente reciben los parlamentarios autonómicos. ¿Tendrá algo que ver su candidatura a calentar un asiento en la Asamblea? Que sepamos no opta por una plaza de celador. Se entiende por tanto la falta de coherencia. Algo generalizado en la formación magenta y más en este cartagenero de Albacete.

Al fucsia más espabilado de opositores a vivir del cuento de la política, José Luis Ros, también se le ha escapado este detalle. Algo lógico en un zagal que todavía no tiene ni oficio ni beneficio y se las está viendo crudas en la universidad española. Si ve la posibilidad de solucionar su porvenir en este caldo de zorr@s. ¿Cómo morder la mano que te puede dar de comer?

La que se lleva la palma, ocultando en el discurso este dato que hoy hemos conocido, es la candidata a la alcaldía de Molina de Segura, Encarna Hernández, de profesión esta en ello y que censura en sus páginas y muros de las redes sociales a quienes le preguntan si llevará en su programa; que los sueldos de los concejales sin responsabilidades de gobierno, sean eliminados. ¿No lo saben? Pues así es. En Molina de Segura tienen percepciones económicas hasta los concejales de la oposición. Se entiende que esta mujer pasara por alto el detalle de la cuenta de ahorro de los parlamentarios. Y que no dé respuestas a preguntas comprometidas y en público, censurando a los preguntones. Sería una contradicción intolerable. La pillarían enseguida. ¿Y el drama de enfrentarse con la decencia que un día defendió y que rápidamente ha olvidado a la música de la bolsa? Estoy seguro que su particular Pepito Grillo ronronea la conciencia de buena ciudadana. Si la tiene, claro.

Total, que mi sorpresa, al final, no es tanto. Pero ¿qué se apuestan a que estos pequeños detalles los incluyen ahora en sus programas? Todo lo hacen a golpe de apertura de periódicos. Ya verán.

Y mi preferido, sigue en las suyas. Incapaz de hilvanar un discurso propio y coherente, pilla de aquí y de allá a ver si cuela y los lorquinos caen en la trampa. Le delata la ignorancia. Pobre.

Anuncios
  1. 3 febrero, 2011 en 20:04

    El juego del pillopillo. Ánimo, Ramón Ángel, nos hacen falta muchas personas que, como hacéis en Murcia, pongamos blanco sobre negro lo marrón de este partido rosa.

  2. Juan Fernando
    3 febrero, 2011 en 21:53

    Ramón, tu gorri se ha dado a la mala vida por lo que veo.

  3. 3 febrero, 2011 en 22:09

    Pues no. Está en la estanteria de la habitación de mi niña y no se ha movido del lugar. Y que nadie lo mueva que salta la gata con las uñas en ristre. ¡Pues no está orgullosa ella de ese Gorri ganado por su padre!

  4. Jose Maria
    4 febrero, 2011 en 09:39

    La mamandurria Ramon que llega a todos los sitios y a todos los politicos, incluso a los que aspiran a algo como estos de la galera magenta.

  5. Jose Maria
    4 febrero, 2011 en 14:32

    Ramon, pues la galera magenta tambien hace agua en Murcia capital.
    http://www.electometro.es/2011/02/el-psoe-perderia-dos-concejales-en-murcia-a-costa-del-pp-e-iu-cemop/

  6. Juan Espino
    4 febrero, 2011 en 19:59

    Ramón Ángel, enhorabuena por el artículo, muy bueno y ya sabes:

    “Leña al mono hasta que aprenda … alemán. ¡No, mejor hasta que aprenda democracia!”

    Lo malo es que con el cátedro que disfrutan, … malo, muy malo.

    • Juan Fernando
      5 febrero, 2011 en 20:54

      Malo, ¿por qué?. ¿Por emular a su jefa y llamarnos terroristas?. Por qué poco se ofende usted Sr. Espino.

      http://manuelhernandez.upyd.es/2010/02/21/ideosos/
      “yo hasta ahora sólo conocía un grupo que se manifestara a las puertas de los colegios electorales durante las votaciones y ese grupo era Batasuna. Ahora conozco dos: Batasuna y cierto grupúsculo de autodenominados “críticos” “.

  1. 3 febrero, 2011 en 23:48
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: