Inicio > ELECCIONES, PARTIDOS POLÍTICOS, PERSONAJES > Quo vadis, Fidalgo?

Quo vadis, Fidalgo?

16 enero, 2011

La compañia SINTEL pasó a la historia como una de las grandes tomaduras de pelo del poder político, económico, financiero y especulativo del momento, con la inestimable colaboración y la necesaria complicidad de los sindicatos mayoritarios.

Tomadura de pelo a los ciudadanos y especialmente a los trabajadores de la filial de Telefónica, los cuales, después de confiar abiertamente en quienes defendían sus derechos, o eso se suponía, tuvieron que acampar en La Castellana durante muchos meses para llamar la atención de una España narcotizada y exigir a su vez el cumplimiento de los acuerdos firmados. Acuerdos que incumplieron empresa, gobierno y centrales sindicales, dejando a cientos en la estacada y en el pozo del paro.

SINTEL no pasó a la historia solo por aquello. Los operarios –productores se decía antes- con el último esfuerzo, defendieron en un primero de mayo algo alocado, la poca dignidad que les quedaba. En la desesperación, uno de ellos descargó toda la ira contenida en la atolondrada cabeza de Xema Fidalgo. Don José María. De tal magnitud fue la brecha abierta por aquel palo de pancarta, que muchos confiamos en ver apañada la razón del largo Secretario General de ceceoo, gracias al trancazo. No fue así para su desgracia, la de Sintel y por extensión, la de todos los obreros españoles.

A partir de aquel momento, la deriva del flamante ejecutivo del Instituto de Estrategia y Buen Gobierno de las Prestaciones Sanitarias y Sociales, con el impronunciable acrónimo IEBUGS, abrazó con más ahínco las tesis políticas y recetas económicas que le costaron la Secretaría General de su sindicato (ninguno se reincorpora al curro original al dejar los cargos ¿Lo han observado?)

Si ponemos etiquetas, podríamos decir que este traumatólogo en excedencia, representaba la corriente “liberal” del sindicato frente a la “izquierdista light” de la actual dirección. Sin embargo, cuando creíamos que aquel golpe recibido en la testa, no tenía más consecuencias que unos incómodos puntos, nos despertamos con la siguiente frase del pívot ex sindical para solaz y regodeo de las masas obreras:

“Sufrimos una crisis institucional severa, pero sobre todo tenemos una crisis ética y valorativa del copón

Algo habrá tenido que ver el Sr. Fidalgo en esta crisis ética y de valores en los últimos 20 años ¿no? ¿O acaba de nacer? Otro más que se apunta a la moda de regenerar la mamandurria, para que nada cambie.

Debido a reflexión tan profunda, reclama el voto para una formación que se caracteriza precisamente por la altura moral de sus dirigentes y la seriedad ética de sus acciones. Nada más y nada menos que pide el voto para el partido de su “peligrosa amiga” Rosa Díez, que por lo visto tampoco ha tenido nada que ver en esa crisis ética y de valores, porque, como Fidalgo, es una recién llegada. Virgen y pura.

¡No sabe bien el peligro que tiene la Doña! Hablando en términos democráticos, se entiende.

Por lo visto el golpe no solo no le remendó el juicio, sino que agravó su deterioro. Hasta tal punto que ya se ve de diputado magenta en las Cortes Generales. Será para asegurarse la jubilación máxima de parlamentario -el primer secretario que tuvo su organización sindical, el ya fallecido Marcelino Camacho, entre él y su esposa, percibían 1500 € de pensión mensual-

Pues mucho cuidado señor Fidalgo, que a las amigas las carga el diablo. Y el diablo tiene muchas caras.

Anuncios
  1. 16 enero, 2011 en 10:26

    El acróstico no lo has completado, Ramón Ángel, IEBUGS Bunny, donde el conejo Fidalgo -no olvidemos, hijo de algo- busca la zanahoria magenta que complemente sus pensiones y salarios. Otro que viene a regenerar la mamandurria.

  2. 16 enero, 2011 en 22:42

    Hijo de algo: Hidalgo. Fill de algo…Fidalgo. ¡Coño! A ver si va a resultar que este tío tiene ascendencia valenciana…Tenía que pasar. ¡Inevitable!

  3. 30 enero, 2011 en 10:16

    first!

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: