Inicio > AUTONOMIAS, PARTIDOS POLÍTICOS, PERSONAJES, POLÍTICA NACIONAL, SINDICATOS > ¡Ñeña al político ques de goma!

¡Ñeña al político ques de goma!

23 diciembre, 2010

Lo que faltaba, y en Navidad. Acorralan y agreden a cargos del PP murciano y a “informadores” del lugar. Los funcionarios autonómicos no están por la labor de perder poder adquisitivo para que la autonomía salga de los números rojos, rojísimos. La segunda comunidad más endeudada se ha dado de bruces con la realidad. Semos pobres. Pobres de solemnidad. Se han acabado los años del desarrollismo basado exclusivamente en el ladrillo y los campos de golf.

El pan para hoy y el hambre para mañana se han presentado con total virulencia. Se acabó el espejismo. Los mega proyectos, como el nuevo aeropuerto, solo sirven para satisfacer el ego de los políticos, lastrar las cuentas públicas y condenar a esta sufrida región a un futuro difícil e incierto. El recurso a culpar de todos los males al gobierno central está demasiado sobado. Ya no cuela.

¿Es necesario mantener una televisión autonómica que es un pozo sin fondo y el altavoz propagandístico del ejecutivo murciano y del partido que lo sustenta? ¿Es necesario mantener a tanto consejero con sus respectivos asesores? ¿Es necesario mantener el gasto que supone una asamblea regional inflada? ¿Ha servido la autonomía para algo? ¿Sirve para algo mantener esta carísima Taifa, este roalico familiar, este invento de unos pocos elegidos?

Que son necesarios ajustes, prácticamente nadie lo niega. Empezar metiendo la tijera en los sueldos de los funcionarios, es lo sencillo, lo más fácil. Es la prueba evidente de que no se quieren acometer ciertos recortes imprescindibles. Para empezar, estos amigos de lo ajeno que nos dirigen, deberían reducir drásticamente el gasto en la administración de la autonomía, sobre todo en las partidas de confianza. Ya sabemos que en los partidos políticos se paga la inquebrantable sumisión con carguicos de libre designación. Pero cuando no se puede, no se puede. Y cuando se pide o se impone la austeridad hay que predicar con el ejemplo, más allá de meras decisiones simbólicas. Disminuir drásticamente las subvenciones a los partidos políticos y a los sindicatos es otra medida prioritaria. Adecuar los sueldos políticos a la realidad de estos pagos, se presenta ineludible para ganar credibilidad. La ciudadanía ya no acepta la doble moralina.

Señores, esto es insostenible. Solo empobreciendo a los murcianos se podrá alargar un tiempo la agonía. No se sorprendan si se abre la veda de caza al político. Parece que lo están pidiendo a gritos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: