Inicio > PARTIDOS POLÍTICOS, PERSONAJES, POLÍTICA NACIONAL > La culpa fue del Xa-Xa-Xa

La culpa fue del Xa-Xa-Xa

1 diciembre, 2010

Dos acontecimientos se produjeron principiando la semana. Principio de la semana si la noche electoral del domingo la incluimos en ella. Cuestión de apreciación. El caso es que madrugó con una victoria de escándalo y una derrota –fracaso estrepitoso- de las que hacen época.

Con la manita que el Barça le endosó a los de Mouriño, el lunes nos trajo las reacciones dignas de enmarcar de los principales prebostes del Partido Socialista. El de Rosa Díez, me refiero. El análisis inicial de la sultana magenta, que todos conocéis y no merece ser repetido, fue propio de una novia despechada en la puerta de la iglesia. La culpa de que UPyD obtuviera menos apoyos que el CORI –y por tanto ama Díez menos simpatías que Carmen de Mairena– la tiene un electorado que está anquilosado. Que está fuera del tiempo político. Y un electorado xenófobo y antisistema. Y un electorado frívolo. Y un electorado…

¿Autocrítica? Cero. Ninguna.

No podían faltar, seguidamente, los panfletos publicados, especialmente en la red, de lo más granado de su coro. Tampoco merecen ser repetidas aquí las arengas surgidas desde Ses Illes, de alguna tierra de ñoras o los pucheros de un concejable al Sol de la Tierra -por no hablar de lo vomitado por la pluma de Gorriarán-

La soberbia es pecado común de la secta y quien muestra síntomas de desanimo o pretende hacer examen de conciencia, puede sufrir las iras purificadoras do Fabo.

No sorprende por tanto que en la galera magenta no se produzcan dimisiones, que las reflexiones públicas se encaminen a culpar a terceros del desastre y que se escandalicen que un partido con premios Nobel y lo más exclusivo de la filosofía contemporánea, no recabe los mismos apoyos que otro donde carecen de personajes tan principales. Chusma, chusma, chusma, que diría Doña Florinda.

Con estas premisas –casi ná-  Rosa Díez va a dar otra oportunidad a los catalanes para que la voten. Ella les da la oportunidad de corregir su error. Modestia aparte. Desconocemos el castigo que les infligirá si no lo hacen. ¿A qué asusta?

El partido que pretendía ganar el voto protesta, el voto “en contra de” el partido de la regeneración, de la nueva forma de hacer política, el partido que defendía devolver a los ciudadanos el protagonismo que les ha sido arrebatado por la casta política y la partidocracia, culpa de su fracaso a los ciudadanos que no les han votado.

¿Ustedes entienden algo?

Anuncios
  1. 1 diciembre, 2010 en 20:49

    Pero se te ha olvidado uno de sus magnánimos tics. Va a dar otra oportunidad a los catalanes antes de cogerlos por la pechera y hacerlos trans… versales. Y si no cambian, ya saben: expediente que te crió.

    • 1 diciembre, 2010 en 21:31

      Ya te digo. Miedo me da lo que será capaz de hacerle a los catalanes que han tenido la desfachatez de no votarla. -¡Inaudito! ¡Yo! ¡La Rosadespaña! ¿Cómo osais?-

      “Os perdono” -me viene a la memoria la Lista de Schindler-

      Que cutrez.

  1. 15 enero, 2011 en 12:10
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: