Inicio > OPINIÓN > AVE, Murcia, morituri te salutant

AVE, Murcia, morituri te salutant

31 agosto, 2010

El AVE de Murcia… Gorrión y poco más.

No pasa día en que las decisiones de Pepiño al respecto del pajarraco de Fomento no sea titular de prensa.

Qué si prometieron esto. Qué si prometieron aquello. Qué si el 2014. Qué el 2020. ¿Para cuándo Cartagena? ¿Lorca existe? ¿Soterramiento de la estación de El Carmen? ¿Por Cieza? ¿Camarillas?

Me da angustia leer en la prensa las quejas de la casta política y de los aficionados con supuestas dotes regeneracionistas que sacan comunicados a golpe de apertura de periodicos. ¿De verdad alguien creyó que estas infraestructuras cumplirían los plazos prometidos y sería lo que necesitamos los murcianos y no las grandes empresas que trincan del presupuesto nacional?

Incluso cuando la cosa estaba bien, la cosa de la pasta, algunos nos cansamos de decir a diestro y siniestro que el tren, nuestro tren, solo es un arma política en esta tierra y al igual que la cuestión del agua, no le interesa a nadie que se solucione con rapidez y eficacia. El tren de los López. De los Pérez. De los Martínez. No eso que dicen que vuela.

A quienes nos querían oír decir que Murcia, ferroviariamente, no cuenta, porque además su sociedad, la sociedad murciana, es conformista y nada reivindicativa, les alertábamos que las promesas de la casta política eran fuegos fatuos. ¿Por qué? Porque Murcia no pone los cojones sobre la mesa y no sale en titulares de cabecera nacionales y por tanto, no cuenta en la matemática estatal. O lo que queda de ella.

A las pruebas históricas me remito. Cada pueblo tiene lo que se ha ganado y lo que se merece. Y los murcianos solo nos merecemos que nos mareen. Que nos mientan. Que nos lidien. No tenemos casta. Nos falta casta. Nos falta más de un hervor. Somos sectarios, incapaces de la autocrítica y más dados a defender la etiqueta que el sentido común. Cuando no la palmadita al cacique de turno por alguna limosna. Y si además es comisario político, ni te digo.

Nos falta ser murcianos de azada y tartana, recios. Orgullosos y decididos. Dispuestos a no llorar por las migajas. Dispuestos a mandar la casta política y sindical, toda sin excepción, a ganarse la vida al Malecón, si es que valen.

O eso, o seguiremos siendo el cachondeo de los Pujol- Ferrusola de turno y con razón.



Anuncios
Categorías:OPINIÓN Etiquetas: , , ,
A %d blogueros les gusta esto: