Inicio > ACTUALIDAD, OPINIÓN > Safari de españoles

Safari de españoles

25 agosto, 2010

Ya están en casa. Tras una gestación de nueve meses, los cooperantes catalanes de Barcelona-Acció Solidaria, han vuelto a nacer (nunca mejor dicho) y han recuperado la libertad que un “hombre de negocios” les arrebató por encargo de los esbirros salafistas de Ben Laden.

Ya están en casa, libres, junto a familiares y amigos. Son apertura de telediarios y portada de periódicos. Algún que otro político no ha perdido la ocasión de salir en la foto. Estos dos hombres dejan atrás una tortuosa experiencia que ha abierto la veda de caza del español (para esto Cataluña también es España, a pesar de Montilla). Y esa España se alegra toda, por el feliz desenlace, a pesar de saberse codiciada.

España paga. España siempre paga. Ese es el mensaje y la llamada general. Piratas, terroristas y mercenarios afilan navajas y machetes, limpian sus oxidados AK-47, pero que matan, y se frotan las manos ante estos europeos, campeones del mundo, que son ejemplo a seguir por todas la naciones civilizadas. El pagar.

Somos el trofeo codiciado por su rentabilidad. En las agencias del chantaje y el terror, se preparan paquetes turísticos que incluyen safaris a la caza del español. Por tierra, mar y ¿aire?

¿Se imaginan a los participantes españoles del próximo Dakar, raudos y veloces por esos desiertos con escolta armada motorizada al llegar a territorio comanche? ¿Y a esos turistas de Lavapiés, con caras de bobo, Nokia en ristre, ojos como platos,  flanqueados por policías del lugar, de los de euro la hora, para garantizar su seguridad allá por donde les lleven las alpargatas chinas?

¿Quién va ser el guapo que se atreva a clamar en según qué sitios lo de yo soy español, español, español…? Sería ponérselas a estos cabrones como se las ponían a Paco.

Para desgracia de los españoles, todos, Pérez Reverte vuelve a ser actualidad por su manía profética. Qué tío.

Al igual que predijo hace años el actual estado de crisis para los Pérez, los López y todo “ez” que madruga a las seis de la mañana para mejor honra hipotecaria, hogaño recordamos la observación realizada en el mes de enero: El síndrome del coronel tapioca.

“Y claro. Cuando el pavo de la cámara de vídeo y la sonrisa bobalicona se deja caer por allí, a veces lo destripan, lo secuestran o le rompen el ojete. Lo normal de toda la vida, pero ahora con teléfono móvil e Internet. Y aquí la gente, indignada, dice qué falta de consideración y qué salvajes. Encima que mi Vanessa iba a ayudar, a conocer su cultura y a dejar divisas. Y sin comprender nada, invocando allí nuestro código occidental de absurdos derechos a la propiedad privada, la libertad y la vida, exigimos responsabilidades a Bin Laden y gestiones diplomáticas a Moratinos”

Lo dicho, si salen fuera del terreno de juego patrio, dejen la roja en el armario de casa, hablen con acento francés y si piden tortilla en el menú, que sea a la gabacha, que hijos de puta resabiaos hay en todas partes, no solo en Mauritania.

Anuncios
  1. RUBEN DBO
    25 agosto, 2010 en 08:44

    Totalmente de acuerdo, solo de pensar en viajar a cualquier país con una banda de aficionados secuestradores me hace imaginarme paseando con un letrero en mi espalada donde se pueda leer “1,5 millones de €” la cantidad, como siempre es aproximada. Pero el que cualquiera va a comenzar a canjear esos cheques con patas en que nos hemos convertido los españoles,no tengo la menor duda.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: