Inicio > PARTIDOS POLÍTICOS > ¡Nena, tu vales mucho!

¡Nena, tu vales mucho!

28 enero, 2010

Trabajar supone tener una responsabilidad. Una responsabilidad con la familia, una responsabilidad con los compañeros del tajo y una responsabilidad con la empresa que te paga. En mi caso, tiene una responsabilidad añadida: el servicio público. Esta tercera responsabilidad siempre me ha obligado a ver las cosas desde una perspectiva ampliada al común de los y las mortales. ¡Por favor! Que nadie se rasgue las vestiduras. Simplemente se trata de ponerse en el lugar de los usuarios. Cercanos todos ellos. Compañeros de viaje en muchas ocasiones.

Después de esta pequeña introducción, inevitablemente tengo que hablar de los últimos acontecimientos de UPyD en la Región de Murcia. Este partido, mi partido, la formación que contribuí a formar en nuestra región, es una caricatura de lo que en sus inicios fue y de lo que su mensaje, valido pero falso de toda falsedad por las bocas que lo venden actualmente, tenía que haber sido.

Un solo ejemplo lo evidencia: la página web territorial de UPyD en Murcia. Además de haber perdido su atractivo habitual (que feos los enlaces) se ha convertido en la plataforma de su editora. Seguro que entre los y las comadres ya empieza a imponerse la preocupación. Como decían en un programa cutre de la televisión: ¡Nena, tú vales mucho¡ Y cuando alguien vale mucho, los mediocres que buscan sillón, se remueven en sus sillas.

Y ustedes se preguntaran por qué digo esto. Es muy simple. Vean los rótulos de presentación de la entrevistada en esta noticia:

THADER TV

¿Dónde está el portavoz del CEL de La Vega del Segura? Ganándose la vida como todo hijo de vecino. Una responsabilidad seria.

¿Dónde está la protagonista del video? Pues en Murcia en la Coordinadora Territorial. Como otra cosa. Más cosa, que eso vende. Sobre todo a ciertos niveles, aunque lo hablado sea local.

Joder, cuanta carretera va a tener que sufrir para ser la voz cantante, la soprano, de cada comité.

¡Qué malo soy! Me encanta.

Vámonos. Tengo que hablarte de unas perlas ensangrentadas

Expedientado numero: ___/2010

Anuncios
Categorías:PARTIDOS POLÍTICOS
  1. encarnahr
    28 enero, 2010 en 22:02

    Bueno ahora voy a hablar yo, por alusiones. Ramón, ya sé que pretendes hacerme daño, manchar mi imagen, y todas y esas cosas. Te tengo que felicitar, toda la maldad y rencor que tienes dentro contra mi y que expresas aquí tiene su repercusión en mi estado de ánimo: me haces daño y mucho, Felicidades. He pensado en llamarte a cada ataque, para preguntarte, sencillamente ¿por qué? ¿qué te he hecho? ¿entrar en la coordinadora territorial? A eso se limita todo, leyéndote parecería que te he quitado la novia. Me gustaría haberte dicho todo esto en privado, a través de un mail o algo así, pero como veo que te gusta exponer estas cosas en foros públicos, yo también lo voy a hacer, y porque, mira tú por donde también tengo derecho a ser escuchada en este tribunal público.

    Recuerdo los primeros días, después de conocernos, de entrar en el cel. Te dedicabas a alabarme, a decirme lo buena, guapa y lista que era. Tú y sólo tú eres el que ansiaba verme en estrasburgo, con esa manida frase que me provocaba la risa (¿te acuerdas?): “Encarna, en madrid están que no veas contigo”. Y yo volvia a reirme. Pues ya no me río Ramón, las risas se han convertido en llando (sí, hijo, me has hecho llorar alguna vez, entre ellas esta noche, después de leer tu precioso post), soy así de estúpida y sentimental, y ya ves, me afecta (qué débil soy) que me despellejen en público. Pero volvamos atrás, a tus alagos, a tu empeño por promocionarme en la web colocando fotos mías del tamaño de un elefante.
    Era tu juguete particular, tu diamante en bruto, qué orgulloso estabas de mi (mi descubridor, te pensabas, como si yo hubiese salido de nada, como si no llevara años currando como una puteñera salvaje, con mis estudios, con la tesis, con mi carrera profesional, no todo te lo debía a tí, mi descubridor para la política).

    maldigo el día en que me acerqué a vosotros en aquella terraza de las torres para entrar en el cel, y aquí me encuentro ahora, hablándole a un formulario de un blog que se llama juan espanyol.

    Ramón, si tanto valía, si tan buena era, que me colocaste a dedo de portavoz, si tan bien lo hacía, que decía que iba para eurodiputada, nada menos ¿qué pasa ahora? pues sencillamente que te he “traicionado” por entrar en la CT. algo que tú ya sabías que iba a pasar, porque te lo dijeron a tí antes que a mi. Mira me gusta lo que hago (la web me ha venido de rebote, por tus propia deriva) y lo hago bien. Te guste o no ramón, te joda más o menos, lo que hago lo hago muy bien.

    pero no, ahora soy una jodida mierda, porque estoy en la CT. puedes insultarme, reirte de mi, ridiculizarme. no pasa nada, es libertad de expresión, mis derechos no valen un carajo.

    No puedo más contigo ramón, felicidades lo has conseguido. Ya te dije una vez que te consideraba un amigo, un buen amigo, pero dejé de confiar en tí ramón así de simple, y tomé mis decisiones sin tu “autorización”, porque ya te lo dije, ante mis ojos estabas desacreditado por tu actitud. ¿si me djo la CT estarás tranquilo? ¿Es eso lo que quieres? ¿dejarás de perseguirme juan espanyol o no, o esto supera ya todo eso, y no vas a parar? ¿voy a ser tu juguete para siempre?, ¿me tengo que preocupar más seriamente? La verdad es que me das auténtico pánico. Para qué voy a decir otra cosa. Yo no soy tu

    Y aquí me despido, espero no volver a verte ni a saber de tí, por mi salud mental y por mi propio bien. Espero que superes la obsesión que tienes conmigo, y yo espero superar el daño que me haces. Esto no tiene nada que ver con la política, es algo personal, tan personal como tú y como yo.

    Y sí hay que saber pedir perdón, pero aplícaté el cuento tú el primero.

    Adiós Ramón.

  2. Anónimo
    28 enero, 2010 en 22:04

    Ay Ramón, quién te ha visto y quién te ve.
    Hace 3 meses Ramoncito alardeaba de ser el afiliado más trabajador, defendía a los integrantes de la Coordinadora de Murcia aludiendo siempre a su buen trabajo, buenas intenciones y máxima dedicación; también en aquel entonces Ramón era el censurador en la web y en Facebook de los afiliados que mostraban algún descontento con la organización interna del partido (incluso llegaba a conectarse a Facebook para borrar los mensajes de los afiliados mientras “se ganaba la vida como buen hijo de vecino” sentadito en su puesto de trabajo).

    Y ahora, ¿qué ha pasado contigo?

    La impaciencia por comer del partido te ha vencido. Tus nervios al ver que se acercaban unas elecciones y la Coordinadora no te ofrecía formar parte de su lista, te han superado.

    Te nombraste a ti mismo creador de jóvenes promesas, y claro, eso se te tenía que recompensar ¿no? ¿cómo podía ser que no te agradecieran que otras personas trabajan mucho por el partido gracias a ti?

    A quien ahora criticas, lo único que ha hecho desde que está en el partido es trabajar, trabajar mucho.

    Esta persona, entró a un CEL donde aunque había un portavoz asignado en Las Torres, no había narices a verlo en ningún medio ni dando la cara para demostrar todo lo que él aseguraba que trabajaba por su partido.

    Tú la nombraste a dedo como nueva portavoz de Molina, por tus santos cojones, sin contar con el Coordinador.

    Y el novamás llegó el día, en el que siendo tú el portavoz de Las Torres de Cotillas, en una recogida de firmas, te cagaste al ver un cámara de Thader y se lo mandaste a Encarna diciendo que hablara ella, que hablara ella.

    La cara de susto todavía no se te ha quitado del todo.

    Y como ya tenías quien te quitara los marrones pues te emocionaste, más bien te obsesionaste y tu nueva misión en la vida se convirtió en promocionar a tu nuevo descubrimiento.

    Era increiblemente embarazoso ver como en un mismo día, publicabas en la web territorial 4 noticias seguiditas con la foto de tu nueva diva, y por mucho que ésta te llamara la atención sobre eso, como a ti te parecía bien, pues no hay más que hablar y se deja como está.

    Ahora viene la parte mala, donde Ramoncito intentas cobrarte el precio de tu descubrimiento y te sale el tiro por la culata.

    Amezanas a la Coordinadora con manipular a tus joyitas del CEL si no te ofrecen incluyen en su seno.

    Como era de esperar ignoraron tus sandeces y tú te fuiste lloriqueando a tu diva y a otros afiliados del CEL para así comenzar tu manipulación.

    Tu error Juanito Españolito, aparte de ser una persona sucia por dentro, fue ser demasiado sincero. ¿Cómo creías que iban a reaccionar tus compañeros después de que les dijiste literalmente que los podías manipular como tú quisieras y que tú eres bueno y todos los demás son malos?

    “Yo os puedo manipular, puedo manipular el CEL cuando quiera. Tengo ese poder …”

    El que no te apoyaramos en tus lamentables intenciones ha provocado en tí toda esta ristra de mierda. Mierda en la que te envuelves tú solito cada día. Mierda en la que te has convertido y mierda que desparramas por donde pasas.

    Estás ido, has perdido el norte y todo lo que escribes es cagalera apestosa.

    Y me da risa pensar todo lo que has criticado las “extrañas alianzas” que se forman cuando afiliados totalmente diferentes, con ideas contrarias se unían para hacerle daño al partido, y ver como ahora te coges de la mano de aquellos a los que insultabas ferozmente a diario y a los que censurabas continuamente.

    Como ha cambiado el cuento no?

  3. 28 enero, 2010 en 22:16

    Es evidente que no paso desapercibido. Eso es bueno para el partido. Otra cosa es que sepa aprovecharlo.

    Por cierto Encarna. Aquí puedes hablar libremente. Tú y Rubén no me dejais en los sitios bajo vuestra responsabilidad. Y eso duele, viniendo de vosotros.

  4. 28 enero, 2010 en 23:08

    Otra cosa. Ahora soy tu escudo. Solo y simplemente por el hecho de nombrarte, te verás encumbrada. Además de por tu excelente trabajo, que nadie pone en duda. Tu fecha de caducidad ya esta más lejos. Te has convertido en un icono. Ahora eres intocable.

  5. Rafael Ortega
    29 enero, 2010 en 10:46

    Si digo que no me da pena miento. Han sido muchas horas y mucha ilusión compartida.
    En cierta forma tengo que darte la razón en algo, durante estos años nunca creíste que yo fuera la persona adecuada para nada, y es posible, si yo hubiese estado preparado, hace mucho tiempo que habría cortado esto de raíz. Pero aquí todos somos novatos, o casi todos.
    Te he tratado con el mayor de los respetos, pese a que tú no me hayas concedido el mismo trato, ni a mí ni a los que nos rodean.
    Aún recuerdo los días en los que hablabas de Mikel o de Carroquino, de la falta de elegancia, de que no se habían ido con señorío, ellos no y tu tampoco gastas de esto.
    A ti nadie te ha expuesto, no nos hemos dedicado a vilipendiarte en los foros públicos pese al trato que hemos recibido de ti en los últimos meses.
    Solo tengo que recordarte, que la decisión de que hable Encarna con ThaderTV la tomo yo, al pedírselo a ella por no poder atenderlos yo mismo en ese momento, si te molesta lo siento, no me votes como coordinador del cel.

    Adiós Ramón, no te deseo suerte porque no sería sincero.

  6. 30 enero, 2010 en 07:10

    Muy literario Rafa. Sin embargo patético. Han sido muchas horas de ilusión y trabajo compartido, en eso tienes razón, pero te pido que no pienses por mí ni saques tus conclusiones adjudicándomelas a mí.

    No puedes cortar de raíz algo que tú has provocado, o que has sido participe de ello. Eso te delató desde el primer momento Rafa. Si hubieras estado al margen lo habrías cortado de raíz, pero eras y sigues siendo parte activa. No me vengas con ínfulas de santo, que no lo eres. Serás novato en la política pero eres experto en el doble juego.

    Nunca me has tratado con respeto, me has tratado con condescendencia. Vuelves a ponerte en evidencia adjudicándome tus propios actos.
    Aun recuerdo los días en que hablabas de la necesidad radical de amortizar a Rafael Sánchez y a Juan Hevia (y curiosamente, yo no compartía tu criterio) a pesar de ser su altavoz en ciertas circunstancias públicas. Ese doble juego que te has traído te inhabilita para dar lecciones de ética Rafa.

    Me habéis vilipendiado en foros públicos y ante personas que me conocen desde hace años, con el agravante de callar en mi presencia y acusarme de cobarde cuando no he estado presente por causas mayores. Y no solo los has permitido, sino que has contribuido. Y cuando me he presentado no has exigido mantener el tipo a quienes han puesto en mi boca cosas que no he dicho, o han soltado autenticas burradas en mi ausencia. ¿Qué pensabas? ¿Qué no me defendería de tanto agravio? ¿Pensabas que tus invenciones quedarían en saco roto?

    Por lo visto para ti Rafa, las reuniones de personas no son foros públicos. ¿Qué son? ¿Una timba?

    Déjate de chorradas televisivas y de votaciones. Sabes de sobra cual es el futuro. El tuyo y el del CEL.

    Yo si te deseo suerte, porque para mí las personas están por encima de las ideas y sobre todo de los partidos. Te deseo salud para ti y para tus seres queridos, bienestar económico y éxito profesional.

    Bienvenido a los sitios donde poder opinar con libertad.

  7. 30 enero, 2010 en 08:38

    Estaba pensando mantener este post abierto a los comentarios para permitir a Rafael Ortega Sainero la posibilidad de contestar a mi respuesta. Sin embargo su adiós y la mala suerte que me desea en la vida, confirma su villanía y la ausencia de las más elementales de las éticas. Es curioso comprobar cómo algunas personas pierden la confianza en alguien, cuando no median los dineros. No existe mayor deslealtad para un señor moralmente asentado, que enterarse de haber sido engañado en los pagos. Y aquí queda la cosa. No voy a hacer escarnio de un amigo.

    Estaba pensando mantenerlo abierto porque había decidido cerrarlo. Me importan más las personas que las ideas, los partidos y la gentuza que los dirige. Mi escala de valores no me permite que una persona a la que quiero y aprecio sobremanera, aunque ahora las circunstancias nos mantengan separados, este pasando malos momentos a causa de mis opiniones.

    En contra de mi costumbre, este post queda cerrado a los comentarios y Encarna Hernández no volverá a ser protagonista de un artículo mío. Salvo que ella se lo vuelva a buscar.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: