Inicio > PERSONAJES > Tradición Regia

Tradición Regia

25 diciembre, 2009

La Navidad son unas fechas especialmente entrañables para muchos. Tanto para creyentes como no creyentes. Muchas tradiciones, unas mundanas y otras espirituales, se repiten año tras año a fuerza de costumbre y como exponente de su arraigo. Y en lo político no podía ser menos.

La política navideña se caracteriza por sus largas vacaciones, por una tenue mitigación de la gresca política y especialmente por los discursos reales. El de Nochebuena es siempre relevante para los sufridos súbditos. Coincidiendo con la tradicional cena familiar, esa especie de noche de acción de gracias cañí donde nos atiborramos hasta más no poder (cenar en familia se ha convertido en todo un acontecimiento extraordinario) se disfruta o padece el discurso Regio como parte del menú, cuyo contenido será analizado al día siguiente por quienes menos lo aplican: la casta política.

Esta pasada Nochebuena el Rey de España, Juan Carlos I de Borbón y Borbón, se acercó hasta nuestras hipotecadas moradas con una alocución que dejó entrever el por qué los políticos y los partidos son para los ciudadanos un problema importante. El tercero, por delante del terrorismo, vive Dios. Honradez pidió su Majestad, a la hora de ejercer las responsabilidades públicas. Fue la novedad, ya que los llamamientos al respeto constitucional, a la unidad, al entendimiento, al consenso, a la solidaridad, a la igualdad; son fijos y recurrentes cada año; aunque de poco sirve tanta Soberana reiteración.

Digna de alabanza tamaña pretensión monarquica, estoy convencido que los destinatarios del mensaje no se van a dar por aludidos y a buen seguro que el discurso Real de Navidad quedara en el olvido pasada la resaca. Y es que nos guste o no, el Jefe del Estado tiene poco peso político. Y ninguno ético y moral, a tenor de la que está cayendo. Pero es una entrañable tradición escuchar sus buenos deseos que solo quedan en eso (y los del gobierno que da el visto bueno). Es lo que hay. La Navidad.

<Lejos quedan los años en los que el discurso Real era referente político para los gobernantes y los gobernados>

REACCIONES:

Curiosamente, solo los primeros espadas de los partidos nacionalistas, han valorado las palabras del Rey. Y Cayo Lara; que precisa titulares. En los partidos estatales, han saltado a la palestra hombres y mujeres de segunda fila. ¿Será que solo Puigcercós y Artur Mas se creen lo dicho por el Rey? ¿O es que ha llegado el Jefe del Estado a tal grado de irrelevancia política que no merece la atención y la consideración de las principales cabezas políticas de nuestro país? ¿Ni siquiera por simple deferencia? Vaya duda, pardiez.

http://www.20minutos.es/noticia/595425/0/reacciones/discurso/rey/

Anuncios
  1. juanespanyol
    25 diciembre, 2009 en 21:14

    Lo más positivo de este discurso: la retransmisión por la televisión pública vasca por primera vez en la historia.

  2. vincha
    25 diciembre, 2009 en 22:17

    Primero se cree en los reyes…

    y ya de mayores se cree en que los reyes son unos padres…y se sigue siendo un súbdito.

    Hay quien no llega a la mayoría de edad de la ciudadanìa.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: