Inicio > REFLEXIONES > Un murciano más

Un murciano más

22 noviembre, 2007

bermejo.jpg

Llevo viviendo en Murcia desde el año mil novecientos ochenta y uno. Por razones profesionales, que queda muy bien. Aunque la verdadera razón fue escapar de la reconversión naval y no quedarme en el paro. Que por aquellos años, ya ves tu, no era cosa de buen ver ( sobre todo para las mozas casaderas ) estar a la firma y vivir de la teta del estado. Cándida e idealista juventud. Dan ganas de llorar de emoción.

Es por entonces, madrugando los años ochenta, cuando conocí la tierra natal de mi madre, parida en Jumilla. Y es en esta tierra materna del pimiento y buen vino, cuando a partir de esos momentos, soy conocido como EL VALENCIANO.

Pasados veintisiete años, hoy en día en Valencia y en el barrio que me vio nacer, me conocen como el MURCIANO. En ese barrio obrero, mitad huertano, mitad de asfalto. Cuando era niño me refiero.

Hasta tal punto llega mi condición, que mi hermana mayor me recuerda a sus conocidos como el hermano de Murcia. Algunos de ellos, que de jóvenes tuvieron que sufrir mis vigilantes y enconados marcajes por encargo paterno, recriminan a la potente hembra que me antecedió en el escalafón familiar, diciéndole que recuerdan y conocen a su hermano valenciano, el que se fue a Murcia. No al hermano murciano.

Total, que en Murcia soy el valenciano, y en Valencia el murciano

No puedo ser un murciano más, y tampoco un valenciano más.

No tengo tierra. En la madurez la fuerza de los hechos han hecho realidad una de mis ensoñaciones juveniles. Ser ciudadano del mundo. Un desarraigado. Un sin patria en su patria.

Tu, ministro, ya tienes la tuya.  Aunque solo sea por cuatro años. Felicidades.

JUAN ESPAÑOL

Anuncios
Categorías:REFLEXIONES
A %d blogueros les gusta esto: