Inicio > VIVENCIAS > Vivencias (I)

Vivencias (I)

9 noviembre, 2007

astilleros.jpg

Era yo mozo iletrado, aprendiz en una escuela de futuros montadores de maquinas navales, si bien salías de la experiencia, o Calderero de Rivera si los números malos se te daban, cuando descubrí la cuestión política. Pero mira por donde, tuve la suerte que la cosa matemática y de las ciencias físicas, me la ponían dura. Como premio a ello dieron mis huesos a enamorarme  de una fresadora, que a pesar de tener nombre femenino, poco podía hacer por mi desaforada masculinidad adolescente. En este ambiente descubrí mis primeras tendencias sexuales políticas.

No quiero continuar sin decir previamente, que a pesar del Espíritu Nacional que se nos impartía en las aulas de aquel colegio de aprendices, en religión se nos llamaba a la insurrección. Comedida, pero insurrección. Culpa de un cura, que hoy podríamos calificar de rojo, que en realidad realizaba la labor de seleccionar futuros activistas políticos, necesarios para el cambio que se avecinaba, y que previamente debían ser aleccionados.

No voy a detenerme en las experiencias que viví como militante de la JOC, fueron muchas e intensas, pero en un corto periodo. Con el tiempo me han servido para detectar a quienes VER, JUZGAR Y ACTUAR, les ha valido para hacer carrera política o sindical como instrumento de éxito personal, dejando de lado la autentica esencia de aquellas enseñanzas.

Hecho este paréntesis, retomo mis descubrimientos políticos. Me quede sorprendido cuando un señor, administrativo él, que no se le conocía actividad insurgente alguna en el pasado, me pedía el voto para ser elegido algo, no recuerdo muy bien el que. El PSOE salía de su ostracismo. Los ocultos salían a la luz. La sorpresa de muchos activistas anti franquistas era superlativa. Al mismo tiempo la UGT despertaba de su largo letargo. La ruptura obrera se empezaba a fraguar. Eran tiempos de la UCD, de su gestación, o tal vez antes, los recuerdos estan difusos. Eran tiempos del PTE, de la ORT, del PCE-PSUC de Carrillo y de un desconocido llamado González, en lo político. Eran tiempos de las CC.OO de Marcelino, de la CNT, del CSUT, del SU y de una UGT emergente, en lo sindical. Eran tiempos de aprender. Eran tiempos apasionantes.

Anuncios
Categorías:VIVENCIAS
A %d blogueros les gusta esto: