Inicio > REFLEXIONES > ¡ Qué remedio !

¡ Qué remedio !

6 noviembre, 2007

ceuta.jpg

En esto de la españolidad de Ceuta y Melilla siempre he opinado lo mismo: los ceutíes y los melillenses se sienten muy españoles por simple y puro interés ( legitimo) y necesidad, como los gibraltareños se sienten muy súbditos de su graciosa majestad, también por interés y necesidad.

Se pueden buscar argumentos históricos, culturales, lingüísticos, legales…..para defender el estatus actual ante pretensiones de terceros, pero si ese tercero trajera consigo un incremento del bienestar, de la justicia y de la igualdad, la españolidad de Ceuta y Melilla saltaría por los aires, como saltaría la verja de La Roca para siempre. Así que dejémonos de aspavientos patrióticos.

En la península padecemos al mismo tiempo la situación inversa. Las comunidades donde el separatismo esta más enraizado son autonomías ricas, que quieren serlo todavía más soltando lo que para ellos es el lastre español, con la ventaja de no verse reclamados por otro país y por tanto libres de amenazas externas ( no así Ceuta, Melilla y Gibraltar). Si esas autonomias estuvieran a la cola económica, jamás se plantearían la secesión o si un tercer país más retrasado los pretendiera, abrazarían con ahínco la bandera rojigualda. Ya ocurrió en el pasado.

A las ciudades autónomas del norte de África se le une la reclamación alauí y Marruecos supone retroceso, al igual que para los gibraltareños lo supone España con relación a Gran Bretaña. No es más que una cuestión de intereses que se pretende difuminar con grandilocuentes manifestaciones de amor patrio protagonizado por españoles como los de la imagen de cabecera.

Falso de toda falsedad.

Anuncios
Categorías:REFLEXIONES
  1. Rafa
    6 noviembre, 2007 en 21:07

    No lo tengas tan claro. Las ideas influyen y mucho. El pais vasco tuvo un alto nivel de vida, respecto al resto de España, en la época del desarrollo industrial y también en el franquismo. Después de la reconversión, a principios de los 80, llegó el maná del Cupo contemplado en el vergonzoso Concierto económico. Pues bien, la independencia del pais vasco supondría un cataclismo en el nivel de vida de la población. Pero eso a los nacionalistas se la trae al pairo, porque garantizaría su permanencia indefinida en el poder, y una parte muy nacionalista de la población prefiere perder nivel de vida pero alcanzar las esencias de su realización. Es una locura. Pero existe.

  2. juanespanyol
    8 noviembre, 2007 en 23:22

    No tengo los suficientes conocimientos económicos y los datos necesarios para realizar un análisis objetivo de las consecuencias de una hipotética independencia del País Vasco en el nivel de vida de sus ciudadanos.

    Pero es evidente que la propaganda nacionalista sabe muy bien tocar otras fibras sensibles de la población ante la imposibilidad de presentar una realidad de pobreza y carestía ( clásico argumento donde los nacionalismos han obtenido su filón en la historia) que tiene sus resultados.

    Es posible que cierto sector fanático estuviera dispuesto a perder nivel de vida con tal de llevar a efecto sus ensoñaciones. Pero dudo mucho que la inmensa mayoría de la población admitiera perder recursos por ganar patria. Yo más bien creo que de alguna manera cierta parte de la sociedad vasca ( y también catalana) esta convencida de que todavía pueden vivir mejor y ser más ricos consiguiendo la independencia y soltando el lastre de los pobres. Y este convencimiento es producto del largo y permanente discurso victimista propiciado por los nacionalismos.

  3. manuel alonso redondo
    25 febrero, 2008 en 05:02

    aver listillo eres un inculto si piensas asi de la ciudad de ceuta informate de la ciudad y de la antigudad que tiene y veras que cuando media españa era arabe ceuta era cristiana por cierto d dnd eres

    pd si lees mi nombre descubrira que precisamente no s arabe INCULTO DE MIERDA

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: