Inicio > REFLEXIONES > Una de miedo (Remix)

Una de miedo (Remix)

27 octubre, 2007

zombies.jpg

Ningún partido tiene la exclusiva de la honestidad. Ni siquiera UPyD. Como decía Dalí y recordaba Boadella en la presentación de la nueva formación:

“Todas las cosas que tienen que ver con los seres vivos, tienden a la putrefacción, y entre ellas la política” “La política se ha caracterizado siempre por ser un Pudridero Colosal donde lo más importante es la resistencia que uno ofrece a la irreversible descomposición” (Minuto 05:54)

No hay excepciones. Lo que determina la inclinación hacia unos u otros, atendiendo a cuestiones éticas (y también morales) es el nivel de podredumbre personal  de cada uno.

Para mí es evidente que PSOE y PP están en esa etapa de pudor (a la valenciana pudor, mal olor) que impide pasar cerca sin que te provoque mal cuerpo y cierta dosis de angustia vital. IU ha superado la fase de descomposición llegando a ser un fósil solo interesante para estudiosos de la paleontología (y estudiosos de la izquierda, sorprendidos de su cooperación con la derecha tradicionalista, eclesiástica y tribal del nacionalismo)

Estos últimos, los nacionalistas partidos, son auténticos Zombis. Con las carnes desprendiéndose a jirones y cuya única posibilidad de mantener un hilo de vida artificial es devorando todo lo que le rodea y que tenga sangre moza palpitante en las venas, con jugosos cerebros no caducados.

Por este simple y un tanto superficial análisis de la casa de los horrores común, donde las malas artes del Vudú están a la orden del día, hay quienes todavía creemos que es imprescindible ejercer el derecho cívico del compromiso político, necesario para salvarnos del asedio de los no muertos (en vez de salir por pies) sin más opción que decantarnos hacia la juventud virgen y todavía no vampirizada por la mordedura sectaria; con la esperanza de que tarde mucho en provocar el vómito y deseando que mientras tanto tenga el tiempo suficiente para aportar lo positivo que toda iniciativa nueva e ilusionante tiene en si misma, debido a la castidad de la doncella, hasta que llegado el momento del inevitable meretricio; se inicie su propia descomposición y se convierta en polvo purificado. O pase a engrosar el ejercito de cadaveres públicos, que como la izquierda española, son reacios a recibir tierra tras su estrepitoso fracaso y solo encuentran posibilidades de supervivencia recibiendo los despojos que tras de sí dejan los Zombis y los Corruptos.

Anuncios
Categorías:REFLEXIONES
A %d blogueros les gusta esto: